domingo, 7 de febrero de 2010

Sé compasivo



El fandom agoniza.



Se Compasivo: Remataló.



Este fin de semana se ha producido una Convención de Bttlestar Galactica. Ha reunido a más de 400 personas (un alto porcentaje de extranjeros, y de sitios tan lejanos como Canada), y pagando unas inscripciones en ocasiones importantes. Un exito.

El fandom español no ha acudido. Si yo hubiese tenido que desplazarme, no hubiese acudido.

En el fandom organizamos actos como las Hispacones. Ni en nuestros sueños más húmedos podemos soñar con una asistencia similar.

La Convención de Basauri constaba en exclisiva de un acto (repetido varias veces): Preguntas a los actores asistentes (Edward James Olmos y Mary McDonnell). Más precísamente podríamos decir que el único acto era adoración a los actores, y aún mejor, adoración a los personajes (Sí, como el Heroes fuera de Orbita, abundaban las preguntas al personaje, en vez de al actor. Que patéticos somos a veces).

Es un modelo de convención que, francamente, a mi no me gusta (yo no soy tan mitomaniaco, me gusta el contenido, las reflexiones, los analisis). Pero el público asistente lo disfrutó.

A ese público no pertenece al fandom. No se considerará seguidor del género (aunque lo sea). No le interesa nuestra visión de la CF. Nunca acudirá a nuestros actos.

La Ciencia Ficción está pasando por un gran momento. Tanto películas como Avatar o la carretera, series de televisión (Galactica, Lost..) o novelas como La mujer del viajero del tiempo o Jonathan Strange y el Señor Norrel, o la propia La carretera, son grandes obras, pero no son obras del gueto.

Mirandonos el ombligo, creyendonos los guardianes de la ortodoxia, hemos permitido que el mundo, que no nos ha esperado, nos deje de lado. Y hemos aplaudido, considerandonos mejores.

Y ya no hay remedio.

Ese intento de darnos a conocer, esa voluntad de abrir el género al público, de la que siempre alardeamos, es una causa perdida.

La Ciencia Ficción ya se ha abierto al mundo, pero sin nosotros. El público ya tiene lo que quiere, y no se lo damos nosotros.


El fandom está agonizando.

Podemos rematarlo, e integrarnos en la corriente general (que contiene Ciencia Ficción, aunque no la llamen así), o por el contrario, podemos seguir cuidando del cadaver, y que parezca que sobrevive con nuestra generación (exclusivamente con nuestra generación. Hay poca gente realmente joven).

No es tampoco mala esta segunda solución. Al fin y al cabo, nos lo pasamos bien.

Pero dejemos de engañarnos a nosotros mismos.
Este género, tal como lo hemos entendido el el llamado fandom, ha muerto.

5 comentarios:

e dijo...

En los años que llevo en el mundo de la CF (desde 1978) he leído cada cierto tiempo el mismo tipo de comentario que éste.
Estamos en 2010 y hay gente que sigue leyendo, escribiendo, comentando libros de CF...
Siempre hemos sido un género especializado y minoritario, como puedan serlo la poesía, novela negra, de arquitectura, etc... y ¡no pasa nada! Sabemos dónde estamos :-)
Juanjo Aroz

TerBi (Tertulia Literaria Fantástica de Bilbao) dijo...

En la convención de Galactica, si excluimos a los guiris, que yo calculo que eran como un tercio de los asistentes, queda un número desde luego mayor que la de las Hispacones, pero tampoco tan enorme, creo, como para justificar ese comentario (me refiero a Hispacones bien organizadas y que haya traído a algún autor bueno). Además, a las conferencias de Juanjo fue bastante gente, yo calculo como un tercio de los asistentes, lo cual no está mal para la temprana hora que era. Y, por lo menos en la de contrafactica, la gente preguntó, pidió titulos interesantes sobre el tema, vamos parecido a una Hispacon. Y en el stand la gente se interesó por los libros, aunque luego comprar muy poco.
En resumen, que yo no veo tanta diferencia con una Hispacon, salvo en la cantidad, lógica al tratarse de una serie de éxito, y en la actitud de los frikis que gritaban "Oooouuuhh" cada 10 segundos. Y además, cuando han venido gente como Martin o Scott Card, las colas para firmar también eran enormes.
Aparte, entonces ¿que propones? ¿que nos disfazemos y hagamos el mingas? ¿que nos integremos a la literatura general, aunque, por lo menos en mi caso, no me haga chiste la mayoría? Ya se que mis gustos son minoritarios, pero es lo que a mi llena.
Saludos. Ricardo

Lola dijo...

Una visión un tanto pesimista, pero que comparto.
Una cosa es la afición a leer o leer ciencia ficción y otra el asociacionismo; el fandom es gregario, por definición, la mayoria de los aficionados no.

Anónimo dijo...

Una visión cruda pero realista. Por lo leído en el artículo, tanto en capacidad de convocatoria como en organización y saberse ganar a las instituciones, nos dan sopas con honda en la primera convención que organizan. E HispaCones llevamos unas cuantas.

Nos gusta el mismo género, los teníamos al lado y ni siquiera sabíamos de la existencia de este grupo de aficionados. Una forma de entender el género, desde el Star System que, como a Kaesar, personalmente tampoco me gusta en exceso pero que respeto y desde luego goza de más popularidad que la literaria.

Las cosas son así, me temo. Pero aunque seamos menos, lo podemos pasar igual de bien :-)

Mariano Villarreal

Daniel Salvo dijo...

Pero, ¿es necesario un fandom para que exista la ciencia ficción? Como pone Juanjo Aroz, se sigue leyendo, escribiendo y comentando ciencia ficción, existan o no asociaciones, fandoms y entidades similares. ¿Acaso existe un "fandom del mainstream"? Por poner un ejemplo conocido a ambos lados del charco, cuando Gabriel García Márquez obtuvo el Premio Nobel, ¿acaso se formaron clubes, asociaciones o... fandoms? No, y el tipo sigue publicando.
Igual, la ciencia ficción (en su vertiente literaria, que es la que creo nos gusta más) se sigue escribiendo, y ya no solo en los países anglosajones, sino también en los nuestros. Que espontáneamente surjan iniciativas que formen o no fandoms es algo adjetivo.